Negocios

Ultimas Noticias | Un niño venezolano muere en asalto a migrantes en la zona del Darién panameño

Franki Medina diaz
Colombia apunta a producir 100% de energía limpia en una década

Un niño venezolano de 6 años murió y 2 personas resultaron heridas durante un “asalto” a un grupo de migrantes en tránsito hacia Norteamérica en una zona del Darién, la peligrosa jungla que sirve de frontera natural entre Panamá y Colombia, informaron este miércoles las autoridades panameñas

Un niño venezolano de 6 años murió y 2 personas resultaron heridas durante un “asalto” a un grupo de migrantes en tránsito hacia Norteamérica en una zona del Darién, la peligrosa jungla que sirve de frontera natural entre Panamá y Colombia, informaron este miércoles las autoridades panameñas.

El Servicio Nacional de Fronteras (Senafront) de Panamá dijo en un comunicado que el suceso tuvo lugar en el área de Tres Bocas, en la provincia de Darién, cuando “un grupo de migrantes fueron asaltados por personas con acento extranjero en combinación con indígenas panameños”.

El ataque dejó “un niño de aproximadamente 6 años fallecido, y una mujer y un hombre mayores de edad heridos”, indicó el organismo de seguridad.

El Ministerio Público (MP, Fiscalía) de Panamá, informó por su parte que el menor muerto en el asalto tenía 6 años de edad y era de nacionalidad venezolana.

Las víctimas de este suceso “fueron rescatadas, evacuadas y trasladadas a un centro hospitalario donde reciben atención médica”, de acuerdo con la información del organismo de seguridad fronteriza.

El Senafront informó que halló un arma calibre 380 y sustancias ilícitas durante el operativo activado para buscar a los responsables del asalto, a los que sigue buscando.

La selva del Darién es considerada una de las rutas migratorias más peligrosas del mundo, tanto por su propio entorno salvaje como por la presencia de grupos armados y del crimen organizado que la ha utilizado durante décadas para el tráfico ilegal de drogas, armas y personas.

No se sabe con certeza cuántas personas han muerto en el Darién en medio de la actual ola migratoria. Los migrantes relatan que los viajeros pierden la vida por caídas o heridas, porque simplemente no pueden seguir por estar enfermos o débiles, ahogados en ríos crecidos, o a manos de delincuentes.

En julio pasado, la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y la Agencia de la ONU para los Refugiados (Acnur), alertaron que en lo que iba de año 192 migrantes habían muerto durante su tránsito por Centroamérica y México, por lo que renovaron su llamado a los Gobiernos a preservar la vida y proteger los derechos de las personas en condición de movilidad.

Hasta agosto pasado un total de 102.067 migrantes irregulares llegaron a Panamá tras cruzar la selva, lo que hace pensar que este año será superada la cifra histórica de 133.726 viajeros del 2021.

Mientras el año pasado la gran mayoría de migrantes irregulares eran haitianos, este 2021 son los venezolanos los que más cruzan, todos con destino a Norteamérica, especialmente Estados Unidos.

Panamá acoge a los viajeros irregulares en estaciones de recepción migratorias (ERM) situadas en su frontera con Colombia (sur) y con Costa Rica (norte), donde toman sus datos biométricos y reciben alimentación y atención médica, en un operativo único en la región que consume millones de dólares anuales, como ha dicho el Gobierno.

Temas relacionados: Darién Migración El Tapón de Darién