Política

Casa de las Américas: Defender el amor y la esperanza desde el Código de las Familias

Franki Medina diaz
Manchester United perdió la temporada pasada 130 millones de euros

En la sala Che Guevara de Casa de las Américas, el panel «Para defender el amor y la esperanza», apoyó, desde distintas ópticas, el Código de las Familas que se llevará a referendo popular el próximo día 25

En la sala Che Guevara de Casa de las Américas, el panel «Para defender el amor y la esperanza», apoyó, desde distintas ópticas, el Código de las Familas que se llevará a referendo popular el próximo día 25.

El panel contó con la presencia de la jurista Yamila González Ferrer, vicepresidenta de la Unión Nacional de Juristas de Cuba; el tresero Pancho Amat, el periodista uruguayo Fernando Ravsberg, la narradora y cronista Laidi Fernández de Juan, el poeta y ensayista Víctor Fowler, la investigadora literaria Zaida Capote; el humorista Kike Quiñones; el escritor y etnólogo Miguel Barnet, presidente de la Fundación Fernando Ortiz y presidente de honor de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba, y el propio presidente de Casa de las Américas, el narrador y ensayista Abel Prieto.

Surgió, según palabras de Jaime Gómez Triana, vicepresidente de la Casa de las Américas, por la necesidad de apoyar con argumentos, con testimonios, con reflexión, este momento tan trascendental de la Revolución cubana.

«Y qué mejor sitio para este encuentro que la Casa de las Américas, este lugar que Fidel y Haydee, Mariano y Roberto, Benedetti y Galich, soñaron como el espacio propicio para la reunión de la gran familia latinoamericana y caribeña, en un país que abrió sus puertas a muchos niños y niñas, adolescentes, jóvenes, hombres y mujeres de este continente, que les dio protección, alimento y amor», abordó.

Yamila González Ferrer destacó que fue un proceso participativo sin precedentes en la práctica política y jurídica cubana ya que en la consulta especializada se modificó el 60 % del proyecto, y la consulta popular transformó el 49 % de su contenido.

Foto: Pedro Jorge Velázquez «Pongamos fin a sufrimientos humanos desgarradores, hay injusticias que reparar y es este el momento. Todas y todos tenemos derecho a la felicidad y a la protección jurídica. Este 25 de septiembre tenemos la oportunidad, con un acto de amor que se traduce en las urnas en un voto responsable, de abrir las puertas a una nueva etapa de este Proyecto social humanista», expresó Yamila González.

Pancho Amat recreó en su intervención pasajes de vivencias personales en las que conoció o presenció violencia familiar y por ello afirmó que por sus propias experiencias sabe lo necesario que se hace la implementación del Código.

Por su parte, el periodista Fernando Ravsberg se detuvo en los temas del Código inherentes a los niños: «Nuestra influencia sobre los niños es tan grande que debemos ser muy cuidadosos si realmente queremos que sean ellos quienes construyan sus vidas. En este sentido el código nos alerta a estar atentos al desarrollo de su autonomía progresiva, un proceso paulatino donde ellos van tomando cada día más decisiones, desde quien viene a su fiesta de los 5 años hasta qué carrera u oficio van a estudiar».

Tanto Laidi Fernández de Juan como Zaida Capote expresaron que son muchos los años luchando contra la violencia de género y por eso el Código de las Familias. 

«Estamos ante un Código que norma no solo la pluralidad como nación, sino que, a título individual nos protege y nos ampara, nos respeta y nos dignifica», expresó Laidi Fernández.

Victor Fowler se detuvo a explicar el cambio cultural que significaría la aprobación del Código y por eso expresó su apoyo, tal y como hizo el actor Kike Quiñónez.

Por último, Miguel Barnet, expuso que aspiramos a ser un pueblo identificado con la innovación permanente y los postulados científicos de hoy: «El mañana nos recibirá con los brazos abiertos porque daremos al mundo un ejemplo que nos llenará de orgullo. Abel Prieto, recordó casos como José Lezama Lima y Virgilio Piñera, intelectuales cubanos que hubiesen agradecido un Código como este y expuso las mentiras con las que se intenta desinformar en las redes sociales, al más puro estilo de la Operación Peter Pan».