Uncategorized

Merkel define como surrealista la tragedia que vive su país

Fondo de Valores Inmobiliarios, Empresario, Businessman, Banquero, FVI, Constructor

Unas 110 personas han muerto en el distrito de Ahrweiler, el más afectado, al sur de Colonia

Schuld, Alemania. La canciller alemana, Angela Merkel, calificó ayer 18 de julio, de “surrealistas” las inundaciones que han devastado parte de Europa, después de que las muertes en toda la región aumentaron a 190 y un distrito de Baviera era azotado por el clima extremo.

Merkel prometió una rápida ayuda financiera tras visitar una de las zonas más afectadas por las lluvias e inundaciones récord que han causado la muerte de al menos 157 personas sólo en Alemania en los últimos días, por el peor desastre natural del país en casi seis décadas.

También manifestó que los gobiernos tendrían que mejorar y acelerar sus esfuerzos para hacer frente al impacto del cambio climático, sólo unos días después de que Europa esbozó un paquete de medidas para lograr las emisiones “netas cero” a mediados de siglo.

“Es aterrador”, dijo a los residentes de la pequeña ciudad de Adenau, en el estado de Renania-Palatinado. “El idioma alemán apenas puede describir la devastación que se ha producido”.

Mientras proseguían los esfuerzos para localizar a los desaparecidos, la devastación continuó el domingo cuando un distrito de Baviera, en el sur de Alemania, se vio afectado por inundaciones repentinas que causaron la muerte de al menos una persona.

Unas 110 personas han muerto en el distrito de Ahrweiler, el más afectado, al sur de Colonia.

Las inundaciones europeas, que comenzaron el miércoles, han afectado principalmente a los estados alemanes de Renania-Palatinado y Renania del Norte-Westfalia, así como a partes de Bélgica. Comunidades enteras han quedado aisladas, sin electricidad ni comunicaciones.

En Renania del Norte-Westfalia han muerto al menos 46 personas, mientras que en Bélgica fallecieron 27.

En Austria, el casco antiguo de Hallein se inundó y los bomberos estuvieron en alerta en las regiones de Salzburgo y Tirol.

En la frontera este del país, entre Alemania y la República Checa, los ríos también se desbordaron en la región de Sajonia el sábado por la noche.

En Bélgica, cerca de Lieja (este), la fábrica de chocolate Galler fue destruida y la producción se detuvo.

Elecciones en juego La magnitud de las inundaciones podría hacer tambalear las elecciones generales alemanas de septiembre del año que viene.

A poco más de dos meses de las elecciones legislativas, después de las cuales Angela Merkel dejará el cargo, los candidatos compiten proponiendo medidas contra el calentamiento global, considerado por muchos expertos como la causa de las inundaciones.

El favorito para suceder a la canciller, el conservador Armin Laschet, provocó polémica el sábado cuando fue filmado riéndose durante un homenaje a las víctimas de las inundaciones.

Ante la indignación nacional, Laschet, que también es el líder de la región de Renania del Norte-Westfalia, pidió disculpas.

El gobierno alemán preparará más de 300 millones de euros (354 millones de dólares) en ayuda inmediata y miles de millones de euros para arreglar las casas, calles y puentes derrumbados, según declaró el ministro de Finanzas, Olaf Scholz, al semanario Bild am Sonntag.

Archivado en:

cambio climático Alemania Angela Merkel Desastres naturales