Tecnología

‘Un inversionista que ve esto se asusta’: Felipe Chapman

Su consejo a Nito Cortizo.

Si no te lo piden, no te van a escuchar

Los negocios están relativamente llenos. ¿Cuánto de eso responde a que la gente ahorró durante la cuarentena, y cuánto a que se están gastando lo que le deben a los bancos?

Una mezcla de ambos. Por un lado, la cuarentena fue tan larga que los que podían gastar no tenían dónde hacerlo. Por el otro, hay deudores con capacidad de pagar que no lo están haciendo. Es el típico juega vivo que tanto daño nos hace.

¿Qué va a pasar el día que se acabe la moratoria?

Los deudores y bancos tendrán que alcanzar entendimientos, cosa que debió ocurrir hace tiempo –como en otros países–, en vez de imponer moratorias parando el funcionamiento del mercado.

¿Qué va a cambiar con los bancos?

Los bancos tienen suficiente patrimonio, reservas y liquidez para aguantar la crisis, pero no van a poder aumentar su oferta de crédito. El que más va a sufrir va a ser el que necesita crédito para financiar su microempresa o comprar un carro o una casa. Las condiciones de los bancos se van a ver afectadas dramáticamente.

¿Y qué va a pasar el día que el gobierno deje de repartir la ayuda social?

Buena pregunta, porque no sé y es muy preocupante. La afectación socioeconómica será muy dura para los que no han podido levantarse. Y es algo que inevitablemente viene, porque el gobierno no tiene cómo mantener esos programas indefinidamente.

Pero sí por tres años más, que es lo que les queda de poder. ¿O no?

No creo que alcance para más que este año.

Y para la planilla abultada, ¿por cuánto tiempo más hay?

Depende de la recuperación de los ingresos que se han caído y, en ausencia de eso, más deuda, que cada vez va a ser más difícil de obtener en términos y condiciones razonables.

¿Qué tan viable es esa recuperación de los ingresos que se han caído?

Eso solo vendrá con la recuperación económica del país.

O sea que no se vislumbra…

A corto plazo habrá una recuperación por inercia, pero ante la falta de reformas, el crecimiento volverá a caer.

¿Dónde está el plan de recuperación económica?

El que yo conozco habla de subsidios y vacunación. Si hay otro, no lo conocemos y eso es preocupante. Así como cuando baja la marea y puedes entonces ver las rocas, las crisis son oportunidades para examinar las debilidades y atacarlas, cosa que no hemos hecho.

Vuelvo al bono: ¿qué tan solidario es?

Mayormente está llegando a los que debe llegar. Pero sí hay gente que lo recibe y gasta sin necesitarlo. Y yo no hubiera entregado bolsas, sino solo dinero. Porque una jefa de familia sabe mejor lo que necesita su familia que el gobierno. Además, armar bolsas cuesta plata.

¿Y cuán solidario ha sido el gobierno con los ciudadanos durante la pandemia?

Muy poco. Es inaceptable que los de más alto ingreso no solo no se hayan bajado los salarios, sino que se hayan aplicado aumentos automáticos, cuando tantas personas lo han perdido todo.

Falta de inversión privada en Panamá. ¿Cuánta culpa le cae a la pandemia?

Inicialmente, mucho. Ahora, es muy atribuible al Estado.

Eso incluye los tres órganos Estado. Del Ejecutivo ya hablamos. ¿Cómo ha hecho daño la Asamblea?

Demagogia, intervencionismo, lucha de clases, xenofobia, promoción de la confrontación ciudadana… Un inversionista que ve esto se asusta.

¿Y la Corte, cómo afecta?

Ante la corrupción, aquí lo que prospera es la impunidad. Y en el ámbito comercial lo que se percibe es que la justicia está a la venta. No hay credibilidad de que la justicia va a ser un dirimente imparcial.

Tenemos democracia porque hay elecciones, pero…

Democracia significa pesos y contrapesos, justicia, libertad de expresión… muchas cosas que simplemente en este país no hay por falta de convicción.

Si los funcionarios no protestan porque los botan y los de clase media alta no lo hacen por miedo a repercusiones empresariales o sociales, ¿quién podrá cambiar esto?

Muchos no lo hacen y no por las consecuencias. Aquí lo que hay es una enorme indiferencia colectiva.

¿Entonces no ve cerca un estallido social?

No sé. ¿Será una olla que está acumulando presión? Me preocupa. La crisis en Nicaragua, por ejemplo, empezó por una reforma a la seguridad social. Y aquí no hay voluntad para resolver el problema, ni siquiera por parte de los más afectados. Así que un detonante puede ser el día que colapse el sistema, que si no lo atendemos, va a ocurrir indudablemente.

Fuga de talento joven. ¿Preocupante o excepcional?

Preocupante. Lo peor que le puede pasar al futuro del país es eso. Hay muchos jóvenes perdiendo la fe en el país. En mi generación se sentía mucho más las ganas de luchar contra la dictadura.

¿Por qué cree que eso se perdió?

Los gobernantes lograron la destrucción de valores y la corrupción sistemática de las nuevas generaciones. Eso te hace perder los ideales y te vuelves cínico ante todo. Pierdes la fe en el país sin siquiera luchar por él.

¿Y la fuga del capital de los bancos panameños, le preocupa o no?

Eso siempre va a ocurrir, pero por ahora hay más depósitos que retiros. Por ahora.

Viaje a Texas. ¿Búsqueda de inversionistas o…?

Realmente no sé. Ante la ausencia de información, la especulación aflora.

El personaje con el que Nito firmó un acuerdo en Texas tiene su historial. Con el de la minera pasó lo mismo. ¿No hacen la diligencia debida o la hacen y no les importa?

Habrá que ver qué tanto esos errores de juicio comprometen al país. Para eso necesitamos acceso a la información. En ausencia de eso, se especula.

Su evaluación de José Alejandro Rojas como facilitador de negocios.

No sé, tampoco nos lo están diciendo. No hay divulgación de información al respecto.

¿Qué significa seguridad jurídica para el gobierno?

Yo sí tengo claro qué es. Ellos, no sé. Pero parece que no está en la lista de prioridades.

¿Había que renovar el contrato con Panama Ports?

No, por muchas razones. Ha sido un mal socio del país, especialmente para la ACP y la explotación de nuestra posición geográfica. ¿Y por qué no se abrió a competencia? Si era el más conveniente se lo hubieran ganado en buena lid.

NG Power. ¿Qué le preocupa?

El precedente, donde se adjudicó un contrato con un solo proponente. ¿Qué hubiera pasado si para la expansión del Canal solo se hubiera presentado un solo proponente? Yo me atrevo a apostar que no lo hubieran otorgado: lo hubieran declarado desierto. Es lo que se debió hacer ahí en 2013. Y el argumento es que 20 retiraron los pliegos para informarse. Eso es inaceptable. Solo se presentó uno.

Minería. Las quejas más válidas.

Las regalías y los daños ambientales. En ambos casos necesitamos técnicos desapasionados.

¿Qué hubiera hecho usted en esta crisis que el gobierno no hizo?

Poner a la gente a trabajar. En un país parado, sin carros en la calle, se hubieran podido reparar calles, puentes, aeropuertos, puertos…

¿Y qué no hubiera hecho que ellos sí hicieron?

Cerrar el país. Lo hubiera hecho geográficamente enfocado, no generalizado.

Listas negras. ¿Saldremos de ellas?

No creo. Veo mucha resistencia del sector privado y político. Los intereses particulares privan sobre los nacionales.

¿Qué es lo grave de que no salgamos de las listas?

Nos estamos aislando del mundo. Y un país con nuestras características no puede desarrollarse así.

Si le ofrecen reemplazar a Alexander, ¿acepta?

No, porque siendo Alexander un hombre capaz y honesto, no ha recibido el respaldo necesario de su gobierno.

¿Quién está liderando la agenda económica hoy?

No sé. No sabemos.

¿Y cuál es el papel, en la práctica, de la Contraloría?

Refrendar todas las actuaciones del gobierno. Y necesitamos el censo, necesitamos estadísticas. Es vital para tomar decisiones.

Advertencia de Estados Unidos de no viajar a Panamá por Covid y crímenes, delincuencia al orden del día, basura en la calle, abusos a turistas, comercios con cierre temprano… ¿Qué está haciendo la ATP?

Lo que deberían hacer es estar cabildeando para detener los abusos a los turistas. Así nadie va a venir.

Su opinión de la creciente inseguridad en el país.

Una amenaza para la paz ciudadana.

Opositores. ¿A la altura de las circunstancias o viendo pasar el desfile?

Hay una confusión tremenda entre quién es gobierno y quién es oposición.

¿Y los gremios?

La Cámara de Comercio y Apede lo están haciendo bien. El resto ha optado por el silencio.

¿Qué efecto económico tendría el llamado a la Constituyente hoy?

Muy incierto. Las reformas bien hechas podrían ser de gran beneficio. Llevadas a cabo en un proceso incierto, lo que producirá es incertidumbre. No tenemos ninguna garantía de cuál va a ser el perfil de los constituyentes. Y si es similar a la asamblea actual, terminaríamos con una peor Constitución que la que tenemos hoy.

Llevamos casi dos años con las escuelas cerradas. Cuando se abran, ¿qué seguirá igual?

Nada va a haber cambiado. No se aprovechó la crisis para reformar nada. Así que seguiremos abriendo la brecha entre quienes reciben una educación de primer mundo y los que reciben una de quinto mundo.

¿En qué funcionarios le queda esperanza?

La canciller, el ministro Alexander, la ministra de Educación y Dani Kuzniecky.

Su consejo a Nito Cortizo.

Si no te lo piden, no te van a escuchar.

MÁS INFORMACIÓN

Share this: Haz clic para compartir en Twitter (Se abre en una ventana nueva) Haz clic para compartir en Facebook (Se abre en una ventana nueva) Me gusta esto: Me gusta Cargando… Relacionado