Deportes

Gremio de generadoras lanza instrumento para estandarizar relaciones con la comunidad

Pilotos Durante 2020, se realizaron pilotos de aplicación del manual en tres programas de empresas socias del gremio

Ayer el gremio de generación eléctrica, Generadoras de Chile, presentó el Manual de Impacto, un instrumento de medición para cuantificar el impacto que han tenido los programas socioambientales en las comunidades donde operan.

La iniciativa, desarrollada junto a la consultora First Impact, se da en un escenario de transición energética -en que el 47% de la generación eléctrica en 2020 fue renovable- y en un contexto donde más de 40 mil personas se ven afectadas directa e indirectamente por esta industria.

“Es muy importante que esos proyectos de energía renovable y de generación en general tengan una buena relación con las comunidades locales, por eso este manual de medición de impacto socioambiental que está lanzando Generadoras va a permitir mostrar que estos proyectos son beneficiosos para las comunidades que los albergan y los reciben”, dijo el ministro de Energía, Juan Carlos Jobet durante el lanzamiento.

Pilotos Durante 2020, se realizaron pilotos de aplicación del manual en tres programas de empresas socias del gremio.

El programa Espejos de Cerro Dominador para incentivar la participación femenina en la industria, logró que el 30% de la mano de obra de ensamblaje y montaje de heliostatos de la planta fuera realizada por mujeres. El programa de Incubación del Centro de Emprendimiento de Colbún, capacitó a emprendedores de Santa Bárbara y Quilaco para transformarlo en un polo nacional de turismo, mientras que Enel realizó un programa de educación de Energías Renovables en el Liceo Técnico de Taltal.

En julio se iniciará un plan de capacitación para el uso del manual y del instrumento para profesionales de las 14 empresas socias, quienes serán los encargados de realizar las mediciones de impacto.

El presidente ejecutivo de Generadoras de Chile, Claudio Seebach, afirmó que el rol de los gremios modernos es poner el conocimiento al servicio del bien común, en este caso, liderar la transición energética “no solo con buenas políticas públicas, sino también con buenas prácticas de uso de electricidad o energía en la sociedad”, dijo.