Deportes

Ultimas Noticias | Filólogo Jeber Barreto//
Una crisis económica sin manual de instrucciones

paralelepipedo
Una crisis económica sin manual de instrucciones

Patricia Goto [email protected]

Una crisis sin precedentes, de origen sanitario y con devastadoras consecuencias económicas ha irrumpido en el 2020, sin señales que la anticiparan y por sobre todo sin evidencia previa que nos ayude a dimensionar la magnitud de los efectos o que nos guíe en cómo gestionarla. Lo “novedoso” de la situación se deduce de (i) un detonante de carácter exógeno y relacionado a la salud de las personas (ii) de magnitud global y sincronizada (iii) implica un cierre deliberado de la economía como medida de contención de la epidemia. Lo último se traduce en un profundo shock de oferta , que si bien es transitorio, viene seguido y amplificado por un shock de demanda con efectos más permanentes en la economía. De esta manera, la crisis económica derivada del COVID-19 ha significado un fenómeno de elevada originalidad en la historia de las crisis.

Jeber Barreto

En el caso paraguayo, la novedad de la crisis está reforzada. Históricamente las grandes crisis económicas estuvieron asociadas a factores climáticos, financieros o políticos, siendo la pandemia del COVID-19 un fenómeno sin manual de instrucciones. En este contexto, la precariedad del sistema de salud ha obligado a las autoridades a tomar medidas de contención anticipadas y estrictas, contemplando el cierre de fronteras, suspensión de actividades académicas y la paralización de la mayor parte de la economía dejando en funcionamiento sólo aquellas actividades de primera necesidad. De esta forma, la cuarentena total tuvo una extensión total de seis semanas con una gradual reactivación por fases, siendo los costos económicos significativos para una economía debilitada, tras un año de estancamiento económico

La economía paraguaya deberá afrontar el deterioro de las condiciones comerciales externas, dado los patrones de intercambio comercial que mantiene hoy con el mundo. La menor demanda global y la volatilidad de los precios internacionales impactarán en el sector primario y secundario. De forma contraria, el canal financiero pareciera no mostrar efectos directos a raíz del proceso de flight to quality , pero sí de segunda mano, absorbiendo el impacto que las economías de la región sufrieron sobre sus paridades cambiarias. Esto último es sustancial para el proceso de recuperación post-covid, considerando la profundización del desvío del tipo de cambio real con las economías vecinas, lo que significa un encarecimiento en dólares respecto a la región y con ello una menor competitividad. De esta manera, los efectos estrictamente derivados de la crisis sanitaria podrían ser peores y más permanente sobre sectores sensibles a la región, puntualmente para el comercio de frontera, servicios asociados al turismo y algunas industrias como la maquila y la industria de la carne

A nivel doméstico, los efectos del lockdown de la economía repercutirá de forma asimétrica en los sectores, considerando el grado de afectación que las medidas sanitarias tengan sobre su desempeño. En este sentido, la economía local ha sufrido la paralización del 50%, que emplea al 60% de la fuerza laboral, por un periodo de dos meses. Mientras que por el lado de la demanda es preciso determinar la sensibilidad de la actividad de los sectores ante una reducción del ingreso disponible de las personas, atendiendo además los cambios en las preferencias del consumidor, así como la mayor incertidumbre que probablemente hagan posponer decisiones de consumo e inversión

En suma, la economía sufrirá una recesión, con una caída del 3,3% del PIB en el 2020, revirtiéndose desde el crecimiento del 3,4% esperado, de acuerdo con las proyecciones de CPA Ferrere. El escenario de recuperación es aun incierto y está condicionado a la evolución epidemiológica y con ella el avance hacia la reapertura total de la economía. Ante este nuevo escenario, las prioridades de la política economía han cambiado y el Gobierno ha desplegado un paquete de medidas de contención para suavizar el impacto. Las mismas, parecieran ser todavía insuficientes para compensar a los sectores y a la población fuertemente afectada, teniendo como principal limitante la alta informalidad de la economía

Indefectiblemente, el perfil macroeconómico sufrirá un deterioro principalmente en el frente fiscal con un desvío mayor del déficit respecto a la meta y su consecuente expansión de la deuda pública. La política fiscal deberá gestionar un próximo periodo de recuperación económica, con recursos limitados y el desafío de no erosionar la credibilidad. Ante crisis como estas, las debilidades quedan en evidencia y se abren oportunidades para que los cambios estructurales se procesen y que la sostenibilidad sea construida. Paraguay posee una base sólida formada en una última década de dinamismo económico. Sin embargo, se requieren acciones concretas para la sostenibilidad del crecimiento, entre ellas apuntalar la productividad, avanzar en la formalización de la economía, generar redes de protección social, consolidar el perfil macroeconómico tras la dura batalla del COVID-19 y por sobre todo fortalecer la institucionalidad que nos permitan construir el bienestar colectivo