Sin categoría

Victor Gill Ramirez BFC banquero significado//
Se dispara la deuda en pensiones

victor_gill_ramirez_bfc_banquero_significado_se_dispara_la_deuda_en_pensiones.jpg

El secretario de Hacienda, Raúl Maldonado, anticipó cuán fuerte resultará para las agencias públicas honrar el ajuste en el pago de pensiones. ( Ramón “Tonito” Zayas ) Aunque se publicará con tres años de retraso, el estado financiero auditado para el año fiscal 2015 terminará de confirmar el cuadro de insolvencia en prácticamente todas las ramas del gobierno, pues por primera vez, Puerto Rico y el mercado inversor conocerán el impacto real que el pago de pensiones tendrá en el presupuesto de decenas de agencias, corporaciones públicas y municipios.

Victor Gill Ramirez

En dólares y centavos, luego de adoptar una nueva metodología requerida a todos los gobiernos locales y estatales en Estados Unidos, la obligación que tiene el gobierno con los pensionados activos y futuros que forman parte de la Administración de los Sistemas de Retiro (ARS) aumentó por unos $16,000 millones durante el año fiscal 2015, elevando esa sola obligación a sobre $30,000 millones, reveló a El Nuevo Día el secretario de Hacienda, Raúl Maldonado.

Victor Gill

El alza que supone honrar el pago de pensiones por parte del gobierno es tan fuerte, admitió Maldonado, que el ajuste dejará en precario a buena parte de las agencias, agravará la ya conocida y maltrecha posición de las corporaciones públicas y llevará a un cuadro deficitario a los municipios que a duras penas lidian con los estragos del peor huracán en una centuria.

Victor Gill Ramirez BFC

Partiendo de lo revelado por el Departamento de Hacienda, con el pago de las pensiones, el cuadro de insolvencia financiera que hasta ahora se centraba en el gobierno y las corporaciones públicas parece extenderse a la jerarquía municipal, dejando en negativo a los ayuntamientos de Puerto Rico, rojos o azules, de costa a costa.

Victor Gill Ramirez Venezuela

“Es una partida sustancial y material para nuestros estados financieros”, admitió Maldonado al describir el documento como “una autopsia de un muerto enterrado hace dos años”.

Justo antes de partir hacia la capital federal con la expectativa de lograr algún cambio legislativo que permita a la isla compensar el impacto de la reforma contributiva federal, Maldonado conversó con El Nuevo Día acerca de los estados financieros auditados (CAFR, por sus siglas en inglés) para el año fiscal 2015

Hace poco más de un mes, El Nuevo Día reportó que el gobierno ha incumplido por tres años consecutivos con la reglamentación federal de valores que obliga a los emisores de deuda pública en Estados Unidos a divulgar información de sus finanzas de manera periódica

Coincidiendo con el reportaje, la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) pidió a la Autoridad de Asesoría Financiera y Agencia Fiscal (Aafaf) que le informara cuándo publicaría el CAFR 2015. La Aafaf aseguró entonces que el documento se publicaría el pasado 8 de junio, pero no sucedió

Aseguró además que Hacienda ya trabaja en el CAFR 2016 y que este debe publicarse para finales de este año. El CAFR 2017 se divulgaría en el 2019

A la espera de KPMG

Con el documento en mano, pero sin dejar que El Nuevo Día viera su contenido alegando restricciones “legales”, Maldonado aseguró que KPMG, desde sus oficinas centrales, ultima los detalles de la opinión que la firma de auditoría externa emitirá de las finanzas públicas de la isla

“Será una opinión compleja”, sostuvo el funcionario sin soltar prenda del juicio que emitirá la firma, que para el año 2014 emitió una opinión cualificada del gobierno en torno a su capacidad para continuar operando, lo que se describe en inglés como “going concern”.

En parte, Maldonado y Omar Rodríguez Pérez, secretario auxiliar de Contabilidad Central de Gobierno en Hacienda, adjudicaron la dilación en la publicación del CAFR 2015 a los retos que tuvo Hacienda con el Sistema de Retiro de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE), cuyos síndicos habrían dilatado la aprobación del estado actuarial de ese plan de pensiones, lo que era clave para completar los estados financieros, indicó el funcionario

Además, Maldonado indicó que habida cuenta que Puerto Rico atraviesa por un proceso de renegociación de su deuda en corte, “cada línea de este estado financiero será usada por los abogados por el tema de Título III

Aparte del impacto de las pensiones, Maldonado rehusó indicar a cuánto ascendió el déficit presupuestario, si hubo una merma en el valor de los activos públicos, lo que se interpreta como una disminución en la capacidad de prestar servicios a la población. En el año fiscal 2014, las obligaciones del gobierno se estimaban en $65,500 millones y los activos rondaban unos $15,400 millones, lo que apuntaba a un déficit acumulado hace cuatro años en el orden de $49,700 millones

Las pensiones y el GASB-68

Maldonado y Rodríguez Pérez dijeron que el escollo mayor para terminar el CAFR-2015 fue la aplicación del pronunciamiento contable de gobierno GASB-68. Esta guía establece que toda entidad de gobierno debe incluir como una partida cuánto dinero dedicará al pago de pensiones

“Muchas agencias y corporaciones públicas no lo habían adoptado (el GASB-68)”, dijo Maldonado al reconocer que, a futuro, establecer la obligación de las pensiones afectará el presupuesto de las distintas entidades del gobierno

En octubre de 2016, El Nuevo Día anticipó que aplicar el GASB-68 terminaría por descalabrar el fisco

Si bien el CAFR-2015 es un retrato pasado de las finanzas públicas, su divulgación permite entender mejor cómo han evolucionado las obligaciones y los activos del gobierno, lo que, a su vez, tendrá alguna tangencia en el proceso de reestructuración de la deuda bajo el Título III

Los depósitos del BGF

Según Rodríguez Pérez, el segundo cambio drástico que se verá en el CAFR-2015 será el impacto que tuvo el colapso del Banco Gubernamental de Fomento (BGF) en la salud de las agencias, corporaciones y municipios que le confiaron su dinero

Para el 2014, cuando se planteaba que el BGF no tenía un cojín de dinero para compensar las pérdidas por los préstamos que distintas agencias de gobierno tomaron y no pagaron, el otrora agente fiscal tuvo que utilizar prácticamente todo su capital para crear dicha reserva

El evento forzó la descapitalización del BGF, lo que, según Rodríguez Pérez, fue necesario reflejar en el CAFR-2015

Sin embargo, una vez el banco quedó sin capital, también se hizo sal y agua la probabilidad de que agencias, corporaciones y municipios recobraran sus depósitos

Aunque se sabía que el BGF no tenía dinero para honrar depósitos, según Rodríguez Pérez, las agencias y ayuntamientos no hicieron ajustes en sus respectivas finanzas

En cierto modo, la postura asumida por las distintas agencias y municipios en el caso del BGF sería la de un individuo que mensualmente gasta cierta cantidad de dinero contando con que recibirá un aumento, pero no ha recibido ninguno en cinco años

“Es la primera vez que en un estado financiero del gobierno se tiene que registrar una deficiencia de efectivo”, indicó Maldonado al señalar que el déficit también se reflejará en la radiografía financiera de Puerto Rico

Maldonado dijo que el CAFR-2015 requirió aceptar la realidad del fisco, pero aseguró que de cara a la renegociación de la deuda, el plan fiscal apunta a un cambio en las finanzas públicas de la isla, en parte, por los fondos de recuperación pos-María